Por sus condiciones ambientales y geofísicas, México se posiciona como uno de los países más atractivos para invertir en Green Energy, estas son las denominadas energías renovables. Tan solo en 2015, México se ubicó en el top 10 de destinos con mayor inversión al conseguir canalizar más de 4 mil millones de dólares en inversiones.

¿El futuro? Se espera, y necesita, un crecimiento en esta industria. En especial ante el incremento de clientes en el sector eléctrico, que ya rebasa los 40 millones de usuarios, y la insistente demanda de energía en el país (3% por año, principalmente en residencias e industrias). A su vez, la dependencia en un 88.7% en hidrocarburos trae consigo dos problemas. Por un lado, se estima que México tiene reservas para producción de petróleo y gas natural para 9.6 y 8.9 años; y por otro, las emisiones de carbono crecen anualmente un 4.3%, uno de los promedios más altos en el mundo.

Las energías renovables tienen la capacidad de ser una pieza fundamental y sustentable en el sistema energético de México. Contribuyen no solo en cuestiones de diversificación de tecnologías estratégicas, también apoyan al aprovechamiento de las tecnologías emergentes a implementar, el descenso en las emisiones de gases invernadero, la generación de empleos en zonas urbanas y rurales y disminuir los costos en generación y consumo de electricidad.

Green Energy en México

Los esfuerzos de México para promover el desarrollo de Green Energy se remontan a la Conferencia de Río en 1992. A partir de 2015, año en que se promulgó la Reforma Energética, México dio un paso hacia el crecimiento en este sector. La reforma significó la creación de múltiples incentivos para facilitar la inversión en energías renovables y abrió el mercado a empresas privadas e internacionales.

En la actualidad, más del 23% de la energía que se consume proviene de fuentes renovables. Estamos hablando de energía eólica, solar, hidroeléctrica y geotérmica, entre otras. El porcentaje anterior representa un punto por encima del promedio global (23%). Sin embargo, se encuentra por debajo de la media en América Latina (casi un 50%).

Green Energy en México: energía solar

Uno de los mayores atractivos de México es su potencial para generar energía solar. Esto se debe a que se encuentra en el “cinturón solar”, una zona que excede una exposición solar superior a 5 KWh por metro cuadrado al día; superando a países Europeos, donde su producción de energía solar es con una exposición inferior. Por ejemplo, Leipzig (Alemania) cuenta con las plantas más grandes de plantas solares. Sin embargo, su exposición es únicamente de 2.7 KWh por metro cuadrado al día.

Aunque México todavía tiene tiene la oportunidad de explotar a gran escala comercial, como en Leipzig, la reforma energética ha permitido el ingreso de millones de dólares para la expansión plantas y paneles de energía solar. En 2017, México vio inversiones récord en $6.2 mil millones de dólares en este tipo de energía, según Bloomberg New Energy Finance.

Decisivos para alcanzar estos logros han sido las facilidades del gobierno. Por ejemplo, los proyectos que generen más de 500kW requieren permisos especiales por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), sin embargo, los proyectos más pequeños —comercios o espacios residenciales— sólo requieren un contrato de interconexión con la CFE.

Con lo anterior y un 85% del territorio mexicano siendo óptimo para proyectos de energía solar; además de una reforma que sentó bases económicas, legales y fiscales para que la implementación de estos proyectos sean rentables; el futuro de las energías renovables, en el sector privado, se proyecta con un crecimiento para los próximos años.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.