Baterías para Paneles Solares ¿Qué son? ¿Es Buena Inversión?

Baterías para paneles solares

Las baterías de respaldo para paneles solares son dispositivos que disparan el potencial de cualquier sistema fotovoltaico. Así que si estás pensando en hacer una mejora en tu sistema o quieres incluirlas desde el inicio, has llegado al lugar correcto.

Si ya has investigado un poco, entonces ya sabrás que existen mucho tipos de baterías para paneles solares,pero no te abrumes, aquí te explicaremos cuáles son las más recomendadas para tu sistema fotovoltaico.

Lo más importante en este momento es que sepas que las baterías funcionan como un respaldo de almacenamiento de energía. Es decir, te aseguran que no te quedarás sin electricidad en momentos de fallos en la red general.

Te contamos aquí todos los detalles y especificaciones sobre qué son las baterías para solares y qué tipo de acumulador deberías elegir para tu sistema fotovoltaico.

¿Qué son las baterías para paneles solares?

Los sistemas de almacenamiento de energía son elementos que convierten al sistema fotovoltaico en uno híbrido, capaz de acumular y resguardar una cantidad de energía con el propósito de poder emplearla cuando se requiera.

Por ejemplo, si la red eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad falla, las baterías de respaldo entran en funcionamiento y puedes utilizar la energía almacenada en ellas para suministrar a tu hogar, comercio o industria. O inclusive para días nublados y noches, cuando tus paneles no generan suficiente energía, las baterías de respaldo para paneles solares se han posicionado como una irremplazable comodidad con múltiples ventajas.

Funcionando bajo un sistema de autoconsumo, estas baterías abren una tercera opción en cuánto al excedente de energía. Sin ellas, sólo puedes vendérsela a la CFE o recuperar de la comisión cuando necesites. Ahora, las baterías te permiten contar con tu propia reserva de energía. Cuando llegan a su límite de capacidad, el resto de excedente procede a fluir a la red general como es usual.

Se encargan de suministrar y distribuir la energía acumulada independientemente de la actividad de la instalación. Esto no sólo ofrece protección de tiempos cuando la luz del sol sea débil, sino también un grado de independencia de la red general. Sin contar el ahorro de gastos.

¿Cómo funcionan las baterías para paneles solares?

Como mencionamos, las baterías se nutren del excedente energético producido por los paneles en días soleados. Cuando haces uso de ellas y se vacían, comienzas a tomar electricidad de la red general de la CFE.

Trayecto de energía en sistema fotovoltaico con acumuladores para paneles solares

La carga de las baterías es un proceso cuya capacidad dependerá del modelo (la elección del mejor tipo de batería depende de tus necesidades). Pero todas cuentan con una serie de celdas de almacenamiento, su proceso de carga similar a cómo las baterías regulares funcionan.

Hechas de material electro-conductivo, las baterías cuentan con dos piezas que hacen posible su proceso de acumulación energética:

  • Controlador de carga: Modera la energía que fluye de los paneles hacia las baterías, asegurándose de proteger el tiempo de vida y durabilidad.
  • Inversor de corriente: Convierte la energía en corriente alterna, lista para ser utilizada. Provee a los componentes eléctricos la alimentación necesaria.

Los acumuladores para paneles solares llevan a cabo una conversión de energía química con el fin de distribuir la electricidad por el espacio designado, variando según el tamaño de la instalación fotovoltaica y el uso esperado.

¿Para qué sirven las baterías para paneles solares?

Como mencionamos previamente, las baterías de respaldo se presentan como módulos de almacenamiento que permiten reservar una cantidad de la energía excedente producida, en lugar de destinar toda hacia la red general.

Si bien la Comisión Federal de Electricidad ofrece la opción de devolverte energía que hayas provisto cuando te haga falta, es también valioso que cuentes con tu propia reserva de electricidad, independiente de la actividad de tus paneles y de la intervención de la CFE.

Considera su utilidad durante una tormenta o día lluvioso, cuando el cielo esté nublado y tus paneles no sean capaces de producir suficiente corriente, y la CFE, por la misma situación climatológica, esté experimentando fallas. O incluso simplemente en la noche, cuando tus paneles no reciben luz solar. Tus baterías van a salvarte de quedarte sin energía.

Representando un considerable ahorro de dinero y energía, las dos principales aplicaciones de las baterías para paneles solares son las siguientes:

De reservaEnergía limpia nocturna
Destinada a dispositivos esenciales durante falta de luz, por ejemplo:
– Refrigeradores
– Aires acondicionados
– Calentadores
– Microondas
– Televisores
– Ventiladores
En lugar de consumir energía de la red durante la noche, tu casa, tu negocio o industria hace uso de la electricidad acumulada en las baterías.

¿Qué tipos de baterías para paneles solares existen?

Las baterías para paneles solares también pueden ser encontradas en el mercado bajo el nombre de acumuladores. Tienen un amplio rango de materiales, tecnologías implementadas, nivel de eficiencia y precios.

La división de estos acumuladores se realiza principalmente en función de su tecnología. Los más populares son hechos de litio, pero no hay que ignorar el potencial de las demás versiones.

A la hora de comprar acumuladores para paneles solares es de suma importancia prestar atención a las características específicas de cada tipo, considerando que las instalaciones fotovoltaicas cuentan con distintas necesidades según el tipo de paneles.

Baterías de iones de litio

Estas baterías son consideradas una de las mejores opciones (sino la mejor opción) para el almacenamiento de energía. Cuentan con tecnología moderna, la cual ya ha sido aplicada por años en nuevas baterías de, por ejemplo, celulares, permitiendo un nuevo nivel de eficiencia y seguridad.

No emiten ninguna clase de vapor o gas, ni cargan con materiales tóxicos como ácido, lo que las ha posicionado como una opción sumamente segura en casos de incendio y explosiones. Además, reducen el riesgo de sobrecarga.

Es un equipo conveniente por su tamaño reducido. A pesar de ser pequeñas, estas baterías están implementados con un alto nivel de densidad energética, es decir, retienen más energía en menor espacio, sin contar su capacidad de resguardarla por largo tiempo.

Son baterías que no pesan mucho y exigen un grado casi nulo de mantenimiento. Su durabilidad no se ve afectada fácilmente, puesto que son cargables en cualquier momento y rápidamente. Su ciclo de vida de entre los 10 a los 15 años, resistentes a descargas de hasta 80%.

Están diseñadas generalmente para locaciones con altos consumos de electricidad, y su única desventaja podría ser el precio no tan accesible. Sin embargo, en los últimos años la creciente producción de baterías de iones de litio ha resultado en una leve baja de precios.

Baterías Monoblock

Este clase de baterías se caracteriza por ser para paneles solares pequeños, de uso ocasional o consumo bajo. Se recomienda usarlas en instalaciones fotovoltaicas sin motor, especialmente cuando el consumo de la energía producida es para ciertas áreas nada más, como iluminación o electrodomésticos.

A pesar de ser baterías más sencillas y económicas, mantienen una buena relación de calidad y precio. Eso sí, generan vapor y gases, por lo que no pueden ser colocadas en lugares cerrados, sin ventilación y en casas rodantes.

El ciclo de vida ronda entre los 4 y 5 años, requiriendo mantenimiento anual. Existen subcategorías de este tipo que funcionan aspecto de las baterías de plomo ácido abiertas. ciclo profundo, AGM, de gel y de ion-litio; pero para características especiales de estos tipos, consulta a los demás apartados.

Baterías de ciclo profundo

Las baterías de ciclo profundo tienen un tamaño superior a las monoblock, y están diseñadas para un uso medio diario. Ofrecen un nivel mayor de almacenamiento, así como de durabilidad y resistencia. Son comúnmente utilizadas en automóviles eléctricos y cercas electrificadas.

La principal ventaja de ese tipo es que son resistente a múltiples descargas sin dañar su tiempo de vida, inclusive descargas completas. Llegando hasta los 7 u 8 años de vida, estas baterías funcionan bajo un sistema constante de suministro energético, en el cual ofrecen luz en cantidades relativamente bajas, pero durante periodos largos de tiempo.

Son muy útiles para instalaciones fotovoltaicas aisladas de la red general de electricidad. Para las que sí cuentan con conexión a la red, igualmente permite un provechoso grado de independencia de ella, o también simplemente para almacenar una gran cantidad de energía destinada a situaciones de emergencia.

Baterías para paneles solares

Baterías de gel

Las baterías de gel obtienen su nombre por estar hechas de electrolito tixotrópico gelificado. Cuenta con un sistema interno de líquidos y gases en gel ácido, lo cual permite una carga máxima sin perder líquido.

Son conocidas por su extensa vida útil, llegando hasta los 12 años. No requieren ningún tipo de mantenimiento, y son óptimas para lugares con consumo medio y alto. Se pueden descargar hasta el 60%.

Comparten similitudes a las baterías AGM, sólo que las de gel ofrecen una mejor respuesta al voltaje de descarga. Además, son equipos altamente resistentes a movimientos duros, golpes, vibraciones y temperaturas altas.

Baterías AGM

Están hechas de plomo-carbón con un gel electrolítico AGM, y son mucho más seguras que los modelos convencionales de plomo-ácido. Las baterías AGM no tienen riesgo de fuga ni derrame. Resisten movimientos bruscos y pueden soportar un amplio rango de temperaturas.

Las baterías AGM son versátiles, puesto que soportan descargar profundas y se pueden guardar en lugares no ventilados (porque no emiten hidrógeno). Funcionan con un sistema de alto voltaje, alta eficiencia. Diseñadas para consumo medio, no piden mantenimiento y su instalación es sencilla.

Prefieren sistemas fotovoltaicos pequeños y cargan 5 veces más rápido que las baterías convencionales. Durante su ciclo de vida, que va de los 5 a los 10 años, se especializa en abastecer con corrientes alta en poco tiempo. Su nivel de descarga permite llegar el 60%.

Baterías estacionarias

Este tipo de batería son capaces de llegar a unos 20 años de vida útil. Como su nombre indica, están diseñadas para proveer energía en instalaciones de paneles solares permanentes de uso habitual y consumo medio a alto.

Cuenta en su interior con 6 vasos de 2v cada uno y es capaz de acumular grandes cantidades de electricidad. Tiene como función proveer por extensos períodos de tiempo. Este equipo duradero es descargable hasta 80% de su capacidad. Se recomienda para viviendas grandes o desconectadas de la red general.

Baterías de plomo ácido

En su tiempo se presentaron como una de las mejores opciones, sin embargo, ahora las baterías de plomo ácido se han quedado atrás de su competencia más tecnológicamente avanzada.

Están diseñadas para consumos pequeños, así que son equipos económicos. Su nivel de descarga apropiado es de 60%, bajar de ello puede ocasionar daños. Su ciclo de vida no va más allá de los 6 años, con algunos usos incluso manteniendo el promedio entre 2 y 3.

Lo bueno de las baterías de plomo ácido es que son reciclables. Deben mantener en lugares ventilados, ya que emiten gases y requieren mantenimiento. Este tipo de batería es ideal para casas rodantes.

¿Qué debes considerar al elegir una batería para paneles solares?

Para muchos el primer factor a considerar en la compra de una batería solar es el precio. Y claro, es de suma importancia, pero también tienes que tener en consideración aspectos sobre tu propio consumo de energía, el tamaño de tu instalación fotovoltaica, y el uso que vas a darle.

Te hablamos a continuación de cada detalle a considerar en la elección de la batería solar perfecta para ti.

Capacidad

Medida en amperios, refiere a la cantidad de electricidad almacenable en una batería. Es importante conocer este número porque representa la cuantificación de energía obtenida en una descarga total. Es decir, cuánta luz te da una batería al vaciarla.

Los elementos que entran en juego para definir la capacidad son:

  • Amperaje: Intensidad de la corriente eléctrica.
  • Voltaje: Fuerza con la que circula la corriente de la batería.
  • Velocidad de descarga: Mientras más velocidad, menor potencia.

Un estudio de consumo diario puede guiarte hacia lo que requieres.

Potencia nominal

Mesura la energía que una batería puede proporcionar en cierto tiempo, y se mide en kilowatts. Si la capacidad designa cuánta energía se puede acumular, podríamos decir que la potencia habla de la velocidad con la que sale.

Si escoges una batería de alta capacidad (mucha electricidad) y baja potencia (flujo lento), entonces recibirás cantidades pequeñas de electricidad durante un largo periodo de tiempo, puesto que el vaciado de la batería será lento.

Duración de energía según capacidad y potencia nominal
Dependiendo de cuánta energía necesites para tus equipos eléctricos, puedes consumir de tu batería en potencia más baja para alargar su tiempo de uso.

Nivel de autodescarga

Cuando una batería solar se deja sin uso, eventualmente comenzará a descargase. Esto es el nivel de autodescarga, y como podrás imaginarte, lo ideal es conseguir una batería con nivel bajo de ella. Para sacarle el provecho más óptimo, es mejor que la autodescarga ocurra muy lento, así obtenemos la mayor cantidad de electricidad posible cuando volvamos a usar la batería.

Mantenimiento

El grado de mantenimiento necesario para cada batería, como ya mencionamos, depende del modelo, así como su frecuencia. Como habrás notado, casi todos los tipos no recomiendan descargarlas por completo. Igualmente, es esencial checar el aguante de la batería ante temperaturas altas y bajas, así como tratar cualquier indicio de oxidación.

Vida útil y ciclos

La vida útil quiere decir el aproximado de años durante los cuales funciona la batería, mientras que los ciclos refieren al número de cargas y descargas que soporta. Cuántos más ciclos corras con tu batería solar, más se puede ver reducida su vida útil. Nuevamente, estas especificaciones varían según el tipo.

Cuando hablamos de vida útil, no podemos ignorar el rendimiento, el cual señala la cantidad aproximada de energía que puede manejar una batería mientras funcione. Evitar descargas profundas alarga el tiempo de vida, así como la exposición a factores externos.

Inversor y controlador

Antes de comprar una batería solar, debes asegurarte que el inversor de tus paneles solares sea compatible con la batería. Este componente se encarga de convertir la energía producida en utilizable, así como designar el tiempo de carga y descarga. El controlador, por su lado, regula el voltaje con el fin de prevenir sobrecargas.

Ventajas más importantes de las baterías para paneles solares

Independientemente de cómo sea tu instalación de paneles solares y cuál tipo de batería escojas, las ventajas que vas a obtener son indiscutibles. Al hacer la adición de baterías, estás aprovechando al máximo el potencial de tu sistema fotovoltaico, y generando un ahorro económico considerable con energía limpia.

Independencia de la red eléctrica

Existen algunos casos de domicilios aislados completamente de la red general de la Comisión Federal de Electricidad, empleando obviamente sistemas con baterías para paneles solares. Aun así, para el domicilio, negocio o industria que emplea un modelo híbrido, los acumuladores ofrecen un nuevo nivel de independencia de la red general.

Ya sea para situaciones de emergencia donde no produzcas suficiente energía y además la red general esté fallando, o para en horario nocturno no depender de la CFE, esta reserva de energía te da la opción de usar tu propia electricidad y no sólo entregársela a la comisión.

Ahorro

Una instalación fotovoltaica sin acumuladores para paneles solares tiene que recurrir a la red general de la CFE cuando no esté produciendo energía suficiente. Si los paneles han estado produciendo una gran cantidad de excedente, no habrá problema, puesto que la comisión estará ‘devolviendo’ energía. Sin embargo, si el excedente producido es mínimo y además el sistema toma electricidad de la red, se creará una deuda.

Las baterías alivian esta situación y permiten abastecer la falta de electricidad con tu propia energía, liberándote de adeudos. Además, no depender de la red general también te posiciona fuera del gasto extra que implican los aumentos de precios.

Batería de respaldo para paneles solares

Retorno de la inversión

Instalar paneles solares por sí mismo ya es una inversión, instalar batería es otra más. Aun así, cuando tienes estos acumuladores a tu disposición, te acercas más rápidamente a recuperar el dinero invertido.

Ya no darás pasas hacia atrás en tu inversión teniendo que pagarle a la CFE porque consumiste más energía de la que produjiste, puesto que ahora tienes almacenado excedente. Por supuesto, ten en cuenta que tu hábito de consumo modifica este aproximado.

Empleo de energías limpias

Especialmente para el caso de las noches, que es cuando tus paneles solares se quedan sin trabajar, el uso de las energías limpias se maximiza. Mientras menos uso hagas de la red general de electricidad, menos contaminas a través de la aplicación de energía limpia.

¿Cómo se mide la capacidad de estas baterías?

Como ya mencionamos, la capacidad de una batería solar es aquella cantidad de energía eléctrica que puede almacenar, y entra en relación con la cantidad de electricidad que puedes obtener a la hora de descargar el contenedor.

Dos aspectos a tomar en cuanto sobre la eficiencia de esta capacidad son los siguientes:

Profundidad de descarga

Si bien la batería puede acumular cierta cantidad de energía, lo que más relevancia toma es cuánta electricidad puede en realidad abastecer. Esto es la profundidad de descarga y se mide en un porcentaje derivado del total cargado.

Vida útil

Cada vez que una batería se carga y descarga, va perdiendo un poco de vida útil. Además de tomar en consideración la energía provista por cada ciclo, debes conocer cuántas veces puede realizar este proceso.

¿Qué es el almacenamiento acoplado y qué tipos existen?

Es importantes que sepas sobre el acoplamiento, que significa la forma en la que lo paneles solares se conectan al sistema de almacenamiento, es decir, a las baterías. Son dos las formas: de corriente continua (CC) y de corriente alterna (AC).

Realmente la única, pero muy importante diferencia entre ambas, es el trayecto de la energía. Los paneles solares producen corriente continua, el mismo tipo que las baterías pueden almacenar. Para ser usada, sin embargo, la energía debe ser convertida en corriente alterna.

Almacenamiento acoplado de CC

Este modelo hace la conversión de CC a AC únicamente al abastecer energía de la batería, ya sea hacia tu propia locación o hacia la red general. Es muy eficiente por su conversión sencilla, pero por el contrario, su instalación suele ser complicaday, por lo tanto, algo costosa.

Ventajas y desventajas

VentajasDesventajas
Eficiencia alta que llega hasta el 97% de cargaCosto alto debido a la posible necesidad de numerosos controladores
Permite agregar más paneles de ser necesarioInstalación compleja
Ideal para consumos bajosNo recomendada para sistemas con más de 5MWh

Almacenamiento acoplado de CA

Este proceso involucra convertir primero la producción de energía de CC en CA para su uso habitual. Después se puede regresar a CC con el fin de almacenarse en las baterías, y cuando sea requerida esta corriente, volverá a ser convertida en CA.

Todo esto resulta en tres conversiones de energía que produce pérdidas de eficiencia, en comparación con el acoplado anterior. Lo que destaca al acoplado de CA, por otra parte, es que permite resguardar energía también de la red general.

Ventajas y desventajas

VentajasDesventajas
Nivel de alimentación superiorNivel de eficiencia menor alrededor del 92%
Permite utilizar varios inversores en lugares distintosEl precio de inversores para sistemas pequeño suele ser eleveado
Instalación menos costosa para sistemas mayores a los 5MWh y capaz de combinar ambos tipos de acoplamientosEl proceso largo de conversión genera menos eficiencia al tratar con altas cargas de CA
En paneles solares ya instalados ofrece una instalación más sencillaPérdida de energía en las conversiones

¿Cuánto cuesta una batería para paneles solares?

Como te habrás de imaginar, el costo de una batería para paneles solares va en relación al tipo de modelo y su capacidad. Sin embargo, se prevé que la demanda y producción creciente de este mercado, resulte en la baja paulatina de costos.

Más allá del tipo de baterías que escojas para tu hogar, negocio o industria, recuerda que se trata de una inversión y no un gasto. Al invertir en paneles solares y sus baterías, estás asegurando en el futuro un retorno económico mayor en lugar de depender de la red general.

Para conocer exactamente el precio de la mejor opción de baterías para paneles solares, contáctate con nosotros y te daremos una cotización que se adecúe perfectamente a tus necesidades.

¿Cuándo duran las baterías para paneles solares?

Nuevamente, las especificaciones del funcionamiento y duración de las baterías de respaldo para paneles solares depende mucho de su tipo. De manera promedio, una batería cuenta con un tiempo de vida que va desde los 5 hasta los 20 años.

Existen 4 factores específicamente que influyen en la duración de las baterías:

  1. Mantenimiento
  2. Tipo de batería
  3. Frecuencia de ciclos
  4. Temperatura
Tiempo de vida de baterías para paneles solares

Más allá de eso, en Fulgora te ofrecemos una excelente garantía con la compra de tus baterías para paneles solares. ¡Contáctanos y pregunta por las diferentes opciones!

¿Me conviene invertir en baterías para panales solares?

Si ya cuentas con paneles solares y estás pensando en instalar baterías a tu sistema, o si no cuentas con ninguna, pero tienes interés en invertir en un sistema completo, te decimos con toda seguridad que las baterías expanden el potencial del sistema fotovoltaico y ademá de que te ayudan generar ahorros económicos substanciales, te permiten vivir sin preocupación de que se vaya la luz o la red de la CFE falle.

Para hogares que buscan estar completamente aislados de la red general de electricidad, los acumuladores para paneles solares son una necesidad irremplazable. Para quienes buscan simplemente más independencia de la CFE, estos acumuladores ofrecen eso y hasta la posibilidad de darte saldo a favor con tu producción de luz.

Estar preparado para situaciones de emergencia con tu propio almacenamiento de electricidad es una seguridad invaluable. Inclusive fuera de emergencias, puedes tener preparada energía limpia para usar durante la noche en tu hogar, negocio o industria y no deberle a la comisión.

Utiliza el Poder del Sol y Vive con Comodidad, Sin Preocupaciones por Pagar Luz

Obtén una propuesta personalizada para hoy mismo.

Cotiza tu sistema solar fácil y rápido

Más artículos

Compartir:

Con Fulgora, tu sistema solar se paga solo

Contacta a un asesor y envíale tu recibo para que realice un estudio de tus patrones consumo y determine si tu sistema se pagará por sí solo. ¡Es 100% GRATIS!

Enviar mensaje
¡Hola! ☀️ Nos alegra mucho que nos estés visitando.

Envíanos un mensaje para que te brindemos atención personalizada de forma inmediata 😊.